Los vinos se beben, pero también se huelen, se escuchan, se sienten. Igual que un libro, el vino tiene la capacidad de transportarnos a un lugar. El vino es su origen, un enclave privilegiado, la orientación de una viña, una luz concreta. Es búsqueda, es tierra, es emoción.

Conocer su origen es también descubrir las manos que han estado detrás de su elaboración, la historia de una o varias personas. Una botella de vino puede contener una autobiografía, una novela, una filosofía de vida o un íntimo diario.

La vida sucede dentro de una botella de vino. Es un pensamiento con aroma y sabor. El vino es un cúmulo de historias, es herencia familiar, es legado. Un diálogo con la naturaleza y con el inevitable paso del tiempo.

¿Por qué suscribirte?

Supongo que quieres saber qué encontrarás en estos mensajes que se colarán en tu bandeja de entrada. Sobre todo, historias. El vino como vehículo para viajar. El vino como retrato de un personaje. El vino como experiencia vital. Ilusión, proyectos y mucho cariño.

¿Quién soy yo?

Me llamo Concha Hierro. Soy periodista y sumiller, aunque siempre he ejercido de lo primero. Aprobé con distinción el nivel 3 del Wine & Spirits Education Trust.

Esto último no quiere decir nada, solo habla de mi particular interés por viajar a través del vino, descubrir nuevos horizontes, maneras de entender la vida y modos de vivirla.

Inicié esta newsletter como una excusa para seguir aprendiendo, movida por la curiosidad y convencida de que cada vino, como todos nosotros, tiene su historia.

Puedes encontrarme en instagram, en twitter y en facebook, aunque lo que más me gusta es comunicarme a través de esta newsletter.